Menu

Wallpapers


Wallpaper La Victoria, en Flickr

Wallpaper Pets, en Flickr

Wallpaper GamePad..., en Flickr

Wallpaper Toronto, en Flickr

Wallpaper Construcción Wall, en Flickr

Wallpaper Momento de un Café/Té, en Flickr

Wallpaper Bunny-BomBom, en Flickr

Wallpaper Britto, en Flickr

Wallpaper Surreal, en Flickr

Wallpaper Underground Neon, en Flickr

Wallpaper Butter Wall, en Flickr

Wallpaper HeadPhones-V, en Flickr

Wallpaper Sweet!, en Flickr

Wallpaper Venezuela, en Flickr

Wallpaper Batman (Android), en Flickr

Wallpaper Superman (Android), en Flickr

Wallpaper Iron Man (Android), en Flickr

Wallpaper Wonder Woman (Android), en Flickr

Wallpaper Ai [Illustrator] (Android), en Flickr

Wallpaper Tetris (Android), en Flickr

Wallpaper Lego (Android), en Flickr
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

viernes, 7 de noviembre de 2014

El insólito caso del secuestro a la clase media venezolana.

Escribo con manos atadas.


La clase media se encuentra secuestrada.

El modo parece ser siempre el mismo, siempre el mismo guión: "¿Dónde están los dólares?". ¡¿Dónde más van a estar, huevón?! en un país donde el gobierno controla las divisas y además nos tienen metido el cuento de que "no hay".

Una mañana como otra, sale mi mamá a fumarse un cigarrito al porche, cuando es sometida por un hombre que la ahoga en el intento de hacerla callar. En una casa que fue contruída por dos profesores, con sueldo de profesores, hace casi 30 años atrás (en la 4ta república), con dos carros donde el más nuevo lleva ya una década de uso y está redondo a golpes por todos lados a consecuencia de los motorizados dominantes, ¿qué van a sacar?. Mi alivio fue siempre ese, ¿qué nos van a robar si somos unas pobres?. Pues ya no necesitan "hacer seguimiento" a la gente, simplemente te ven con cosas que lograste cuando la 4ta, y ya asumen que eres un magnate. Ni siquiera sabían cuántas personas había en la vivienda ese día.

Aparentemente es la clase media la que está buscando su camino hacia el exterior por la situación que ya pasó de Guatemala a Guatepeor. Podría decir que literalmente, porque hace unos años veía un documental, donde muestra que sólo el adinerado en Guatemala tiene el privilegio de vivir en urbanizaciones altamente custodiadas, con muros que parecen murallas de castillo. Ya la situación en Venezuela no está nada lejos. Cualquiera que se eche un paseito por urbanizaciones abiertas como Andrés Bello, en la ciudad de Maracay, podrá corroborar lo que digo. Casas forradas en metal electrificado y más cámaras de seguridad que un banco (sin mentira ninguna). El perro no puede ladrar porque se activan todas las alarmas de la cuadra.

Sí quisiera creer que los tipos no van a volver, ¿pero quién me lo asegura?. La policía fue llamada ese día por más de 5 familias, jamás aparecieron, no se hizo denuncia por miedo a que vuelvan. Si llevaban la cara tapada, es porque eran conocidos. ¿Quién nos protege?, sólo Dios desde el cielo, porque nadie está a salvo, y digo NADIE con toda base.

¿Por qué me tengo que ir Yo? Cuando que el que nos metió en este saco fue otro bolsa sin un cerebro pensante que creyó en esa gente del gobierno y votó por ellos. Auspiciadores del secuestro, extorción, amedrentamiento, y pare de contar.

La impunidad es la que tiene esta inseguridad desbordada, siempre lo he dicho y lo seguiré creyendo. Si hubiese miedo a la cárcel, muchos se dejarían de buscar la vía fácil para conseguir unos realitos.

Digo fácil, pero no debe ser nada fácil pasar la noche en vela, esperando a que una familia te abra la puerta para tú meterte a robar. Someter a esas personas y lograr que todo salga "bien".

No me pienso acostumbrar a la idea de que si no te mataron, eres un vencedor. ¿A cuenta de qué tú decides si Yo vivo o muero?.

Es gracioso (luego del trauma) recordar las caras o expresiones corporales denotando sorpresa, cuando vieron que hablábamos con la verdad, que no había dólares, y que realmente la casa de dos pisos no es sinónimo de riqueza. El desanimo por la llegada inminente de la navidad y que aún este gobierno no cae, nos tiene con la mayor flojera existente. El patio con monte hasta arriba por no tener con qué pagar un jardinero, y una piscina vieja y verde porque cloro NO HAY. Cercas caídas, bombillos quemados. Mi mamá tiene su cuarto lleno con cerros de basura, las papeleras llenas de desechos y las neveras vacías. Porque esa es la otra, te llevan la carne y todo el mercado que tengas.

Se llevaron artículos dañados, fue una pérdida total para aquellos hombres, que debieron amarrar a unas mujeres porque "ellos no son huevones". A qué grado han llegado la escasez y la pobreza inducidas de un país tan rico. A qué grado de sadismo aupado hemos llegado, que el delincuente necesita sentir la adrenalina de verte suplicar por tu vida. En mi casa nadie suplicó, en mi casa había más bolas que ovarios, y no hablo de los 6 ú 8 delincuentes que estuvieron en ella.

Mañana podrían volver, y no me dejarán con vida por saber lo que sé, pero tengo este texto como evidencia, para quien lo quiera leer. Ya ni el pobre está a salvo, y me pregunto, ¿cómo vive el rico?. Una pregunta que me he hecho antes y después del secuestro domiciliario del que fui víctima. Aunque de víctima no tengo tanto, a pesar del miedo que una situación como estas puede causar. Mi mayor miedo es que el tipo me espere al salir de mi casa y me eche un kilo de balas en todo mi ser, pero eso puede pasar por un montón de razones más, y mi caso podría quedar allí... Ahí sí sería una víctima, "Una víctima más".

Sé que de esta vamos a salir, porque de todos los latinoamericanos, el más flojo, rebelde y ARRECHO es el venezolano, y éste no se la va a calar más, nos irán matando uno por uno.

A todas aquellas personas a las que les gusta "alardear" por las redes, con sus amistades y con el panadero de la esquina o la cajera del supermercado, sobre el último juguetico de adquisición o el viajecito "pa raspar", le digo algo: no lo haga por Usted, hágalo por sus hijos, por sus padres, NO SEA TAN REMAMAHUEVAMENTE ESTÚPIDO y deje de pantallar. Así como Yo asumí que no me iba a pasar a mí por no tener nada de valor, la vida vale más que cualquier artefacto, y mañana podría ser Usted.